Ohne Musik wäre das Leben ein Irrtum

Swim Good – Frank Ocean (2011)

Si tuviera que apostar por el éxito futuro de alguno de los artistas o grupos más prometedores del 2011, sin duda colocaría gran parte de mi dinero en Frank Ocean. Hace casi un año (el 18 de Febrero de 2011) Ocean debutó con una más que interesante mixtape titulada “Nostalgia Ultra”, que ofreció para descarga gratuita en su blog personal (podéis encontrarla aquí). Su nombre comenzó a sonar, ayudado por su pertenencia a la, desde hace tiempo inevitable, tropa angelina OFWGKTA (siglas, para quien no los conozca, de “Odd Future Wolf Gang Kill Them All”, algo así como “Futuro Extraño Banda del Lobo Matar a Todos”), pero creo que la calidad de sus canciones habría eventualmente llegado a oídos lo suficientemente bien conectados como para ponerlo en el mapa.

 

Un paréntesis sobre OFWGKTA: es curioso contrastar la cantidad de discusiones acerca del grado de “industrialización” de Lana del Rey (bastante aplacadas por fortuna tras comprobar con alivio las élites que ni es una maravilla en directo ni es capaz de mantener el mismo nivel de sus mejores singles durante un disco completo, con lo que podemos ignorarla como artista de gran éxito comercial y poca sustancia durante unos cuantos años hasta redescubrirla, cuando sus números de ventas comiencen a declinar, como venerable musa de una nueva generación indie), con las pocas dudas que provoca la súbita aparición en L.A., dentro del mismo colectivo, de un numeroso grupo de rappers de indudable talento entre los que se encuentra alguien como Frank Ocean, un cantante de Nueva Orleans con inclinaciones más cercanas al R&B, bastante mayor en edad que el resto y con un pasado como compositor fantasma de temas para gente como Brandy, John Legend o Justin Bieber. Ciertamente curioso.

 

Volvamos a Frank Ocean antes de perdernos por completo. “Swim Good” es uno de los dos singles que el sello Def Jam decidió lanzar tras comprobar el éxito de “Nostalgia Ultra” . Posiblemente no sea un tema tan redondo como “Novacane” (el primer single) pero engancha bastante más y ofrece pistas de un talento como compositor y productor que no se ven con frecuencia. No es que estemos ante el nuevo Kanye West pero algo debieron ver el propio West y Jay-Z cuando le invitaron a participar en su mano a mano del año pasado, “Watch the Throne”. De paso Beyonce descubrió su talento como compositor y le pidió un tema para su disco “4”. Así que, con tales padrinos y con canciones como esta, la apuesta parece bastante segura. Lo comprobaremos con el primer disco de Frank Ocean, anunciado para este año.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s