Ohne Musik wäre das Leben ein Irrtum

Hurt – Nine Inch Nails (1994) / Johnny Cash (2002)

i hurt myself today
to see if i still feel
i focus on the pain
the only thing that’s real
the needle tears a hole
the old familiar sting
try to kill it all away
but i remember everything

what have i become?
my sweetest friend
everyone i know
goes away in the end
you could have it all
my empire of dirt
i will let you down
i will make you hurt

i wear this crown of shit (thorns*)
upon my liar’s chair
full of broken thoughts
i cannot repair
beneath the stains of time
the feelings disappear
you are someone else
i am still right here

what have i become?
my sweetest friend
everyone i know
goes away in the end
and you could have it all
my empire of dirt
i will let you down
i will make you hurt

if i could start again
a million miles away
i would keep myself
i would find a way

* Johnny Cash version

me he herido hoy
para ver si todavía siento
me concentro en el dolor
lo único que es real
la jeringuilla hace un agujero
la vieja picadura familiar
trato de acabar con todo
pero recuerdo cada cosa

¿en qué me he convertido?
mi más dulce amigo
todo el mundo que conozco
se va al final
podrías tenerlo todo
mi imperio de barro
te decepcionaré
te haré daño

llevo esta corona de mierda (espinas*)
sobre mi silla de mentiroso
llena de pensamientos rotos
que no puedo reparar
mas allá de las manchas del tiempo
los sentimientos desaparecen
tú eres otra persona
yo estoy todavía aquí

¿en qué me he convertido?
mi más dulce amigo
todo el mundo que conozco
se va al final
y tu podrías tenerlo todo
mi imperio de barro
te decepcionaré
te haré daño

si pudiera empezar de nuevo
a un millón de kilómetros de distancia
me conservaría
encontraría un modo

* Versión de Johnny Cash

En el relato “Pierre Menard, autor del Quijote” Borges describe los esfuerzos de un escritor francés que, a comienzos del siglo XX, se plantea reescribir el Quijote. Obviamente Menard no pretende copiar mecánicamente a Cervantes y tampoco intenta revivir las experiencias del genial manco de modo que el texto fluya naturalmente de su pluma. No. Pierre Menard quiere seguir siendo él mismo y aún así componer, de su propio puño y letra, un texto idéntico al original. En un memorable párrafo el narrador del relato compara dos fragmentos iguales del Quijote (uno de cada autor). La conclusión es que el texto de Menard resulta mucho más interesante y atractivo, por sus sorprendentes y anacrónicas ideas, que el de Cervantes, cuyos manidos conceptos podrían, de manera bastante similar, haber sido descritos por cualquier otro autor de su época. 

 
No puedo dejar de pensar en esta historia cada vez que escucho la versión de “Hurt” de Nine Inch Nails que Johnny Cash grabó para la cuarta entrega de su serie American en 2002. La misma letra que, en manos de Trent Reznor, no era sino el último escalón en una espiral descendente hacia el suicidio (del cual la autocompasión cuasi-adolescente de “Hurt” puede servir perfectamente como nota aclaratoria), se convierte en el caso de Cash en una reflexión muy personal sobre la falta de sentido de la existencia humana, perceptible cuando uno se acerca a su muerte y amargamente lamenta la imposibilidad de revivir y disfrutar una vez más todos aquellos momentos que han compuesto una vida. Algo así como lo que lúcidamente apostillaba Jose Hierro en su poema “Vida”: “Después de tanto todo para nada”
 
El propio Trent Reznor reconocía en una entrevista con Alternative Press en Septiembre de 2004 esta apropiación por parte de Cash de su canción:

“Pongo el video, y guau…..Lágrimas, silencio, carne de gallina….Guau. Acabo de perder a mi novia, porque esa canción ya no es mía. Realmente me hizo pensar sobre lo poderosa que es la música como medio y forma de arte. Escribí unas palabras y música en mi dormitorio como un modo de permanecer cuerdo, acerca de un lugar sombrío y desesperado en el que estaba totalmente aislado y solo. (De algún modo) eso termina reinterpretado por una leyenda musical de una era / género totalmente diferente y todavía mantiene la sinceridad y el significado – diferente, pero exactamente igual de puro.”

Los vídeos de ambas versiones no hacen sino abundar en las diferencias de interpretación. En el original, escenas de muerte y destrucción son proyectadas sobre una sábana durante una actuación en directo del grupo. Nada tiene sentido para el protagonista así que su propia desaparición no puede sino extenderse a todo el universo. 
 
La versión de Cash fue dirigida por Mark Romanek, quien alcanzó fama creando algunos de los más conocidos vídeos de Nine Inch Nails. En su propia casa (donde vivio desde 1968), rodeado de su mujer y de todos los recuerdos de una vida de éxitos, con imágenes de sus casi cinco decadas de legendaria carrera intercaladas, Johnny Cash, frágil y cansado, parece renegar de todo aquello que está a punto de perder y ser sólamente dueño de su voz y su guitarra.
  

No sé hasta que punto tanto Cash como su esposa eran conscientes de lo que sucedería al año siguiente. Me imagino que lo esperaban más pronto que tarde lo cual no hace sino añadir un poco más de patetismo al vídeo. June Carter Cash murió unos meses después de la grabación del vídeo en Mayo de 2003. Johnny Cash hizo lo propio casi cuatro meses después. Su casa fue comprada por Barry Gibb (el de los Bee Gees) y finalmente desapareció en un incendio en 2007 mientras era restaurada, como si quisiera aportar la prueba definitiva de que cualquer imperio, al final, esta hecho únicamente de polvo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s