Ohne Musik wäre das Leben ein Irrtum

Pyramid Song – Radiohead (2001)

i jumped in the river and what did I see?
black-eyed angels swam with me
a moon full of stars and astral cars
all the figures i used to see
all my lovers were there with me
all my past and futures
and we all went to heaven in a little row boat
there was nothing to fear and nothing to doubt

i jumped in the river
black-eyed angels swam with me
a moon full of stars and astral cars
all the figures i used to see
all my lovers were there with me
all my past and futures
and we all went to heaven in a little row boat

there was nothing to fear and nothing to doubt
there was nothing to fear and nothing to doubt
there was nothing to fear and nothing to doubt
there was nothing to fear and nothing to doubt

me tiré al río y ¿qué vi?
ángeles de ojos negros nadaban conmigo
una luna llena de estrellas y coches astrales
todas las figuras que solía ver
todos mis amantes estaban allí conmigo
todo mi pasado y futuros
y nos fuimos todos al cielo en una pequeña barca de remos
no había nada que temer y nada de lo que dudar

me tiré al río
ángeles de ojos negros nadaban conmigo
una luna llena de estrellas y coches astrales
todas las figuras que solía ver
todos mis amantes estaban allí conmigo
todo mi pasado y futuros
y nos fuimos todos al cielo en una pequeña barca de remos

no había nada que temer y nada de lo que dudar
no había nada que temer y nada de lo que dudar
no había nada que temer y nada de lo que dudar
no había nada que temer y nada de lo que dudar


 

Así sonó la primera interpretación en público de “Pyramid Song”. Thom Yorke presentó el tema en solitario el 13 de Junio de 1999 en Amsterdam, en un concierto a favor de la independencia del Tibet. Había compuesto la canción justo después de comprarse un piano, completamente obsesionado por Freedom” de Charles Mingus, cuya influencia puede adivinarse en la ligera progresión ascendente de los acordes y el paso solemne de la obstinada frase de piano que constituye la espina dorsal del tema (las palmadas se quedaron, “por horteras”, en el camino) Esta fascinante base de piano y voz puede parecer sencilla pero con Radiohead las cosas nunca son tan simples como aparentan. El extraño ritmo de la canción ha generado interminables discusiones en los foros dedicados al grupo en Internet. Sirva como muestra esta cita extraída de Green Plastic que resume el estado de la cuestión:

“…o el ritmo de la canción es una subdivisión poco común de un compás de 8/8 (3+3+2) donde las corcheas se tocan con swing o un compás de 16/8 dividido en 3+3+4+3+3 partes o, si nos fijamos en el ritmo de la batería, un ciclo repetido de 5/4 – 4/4 – 4/4 – 3/4”

Más adelante, durante las sesiones de grabación de Kid A y Amnesiac, el grupo fue añadiendo el resto de elementos que terminarían de dar forma al tema: batería, bajo, cuerdas, Ondes Martenot y un inquietante coro de etéreos efectos sonoros. En el proto-blog que el guitarrista Ed O’Brien mantuvo en la página del grupo durante estas sesiones se pueden encontrar varias referencias a “Egyptian Song”, que es como el grupo se refería por aquel entonces a la canción, y a su evolución.

Dic 8, 1999
…un intento de hacer voz, piano y batería en “egyptian song”. sonaba ok.

Dic 10, 1999
“egyptian song” suena todavía mejor hoy.

Feb 21, 2000
nigel y jonny están ahora mismo quedándose atascados examinando las distintas partes de cuerdas de “egyptian song”.

Feb 28, 2000
“egyptian song” entonces……….thom toca el bajo y suena bastante terminada. no he estado realmente involucrado en esta canción así que cuando la oigo creo que soy capaz de ser bastante objetivo sobre ella…..tiene el aire de una de las pistas del último disco de mark hollis y es definitivamente de lo mas destacado hasta ahora.

Feb 29, 2000
Me he congelado arriba después de que Nigel haya hecho una buena mezcla de “Egyptian Song”

En la actuación del grupo para Canal+ en 2001 en París se puede apreciar mucho mejor la contribución de cada elemento al resultado final  (con las cuerdas sustituidas por varios Ondes Martenot adicionales)


 
La letra de “Pyramid Song” describe la transición entre el mundo de los vivos y el de los muertos. A mediados del año 2000 el siguiente texto, extraído del “Siddharta” de Herman Hesse, apareció en la pantalla de fósforo en la que, por aquel entonces, se había convertido la página web del grupo (podéis ver una captura en Citizen Insane)

“…y todas se confundían convirtiéndose en río y fluyendo como río hacia la meta, ansiosas, dolientes, anhelantes, y la voz del río resonaba llena de nostalgia, de dolor ardiente, de deseos insaciables. El río se dirigía hacia su meta, Siddharta lo veía fluir, ese río compuesto por él y los suyos y todos los hombres que había visto en su vida; toda esa agua y todas esas olas se deslizaban vertiginosamente, sufriendo, hacia sus metas, muchas metas: cataratas, lagos, rápidos, el mar; y todas las metas eran alcanzadas, y a cada una seguía otra nueva, y el agua se transformaba en vapor y subía hacia el cielo, se convertía en lluvia y se precipitaba desde el cielo, transmutándose en fuente, arroyo, río que volvía a reanudar su curso y a fluir. Pero la voz anhelante ya había cambiado. Aún llevaba ecos de ansiedad y sufrimiento pero otras voces se iban uniendo a ella: voces de alegría y pesadumbre, voces buenas y malas, que reían y lloraban, cientos de voces, miles de voces.” (traducción tomada de la edición de bolsillo de Alianza Editorial)

Pero “Siddharta” no es la única influencia literaria presente en “Pyramid Song” y Thom Yorke ha citado (además de un sueño que supuso el punto de partida para la letra) otras influencias de carácter escatológico como “El Libro de los Muertos” egipcio (según el cual los muertos suben a la Vía Láctea montados en unas pequeñas barcas de remos), el “Libro Tibetano de los Muertos” o “La Divina Comedia” de Dante (con su viaje a través del infierno, purgatorio y paraíso)

El vídeo musical fue creado mediante animación por ordenador por el colectivo Shynola e ilustra perfectamente este viaje entre dos mundos capturando con precisión el sentimiento de pérdida y aceptación esperanzada que destila la letra. Personalmente, toda la secuencia en el interior de la casa no deja nunca de ponerme la piel de gallina por la manera tan sutil con la que transmite toda la belleza e inutilidad de la existencia humana. Algo que, al menos para quien esto escribe, suele suceder a menudo con la música del grupo de Oxford.

Radiohead – Pyramid Song from Wes Dorris on Vimeo.

Anuncios

3 comentarios

  1. Buen trabajo amigo. Espero que sea la primera de muchísimas. Sin duda, el trabajo que hay detrás es significativo.

    Un abrazo.

    18/08/2011 en 10:37

  2. Javi Lorca

    Enhorabuena por el blog amigo, y en especial por esta entrada tan elaborada.

    Este tema es tan especial y mágico que no he podido contenerme en dar mi visión del ritmo de la canción, aunque supongo que son posibles varias interpretaciones. Para mí el compás sería un 16/8 dividido de forma extraña en tres grupos de 5+8+3, donde los acordes de piano tienen una duración de 1.5 corcheas (corchea con puntillo) y van agrupados según 3+5+2 acordes. Cada grupo va separado del siguiente por un silencio de dos corcheas salvo el último grupo, que se une directamente con el siguiente compás. Al unirlo todo se crea un ciclo completo que da el ritmo de la canción, y con esas divisiones tan raras el resultado es casi hipnótico. La batería sigue un ritmo parecido al piano pero con los acentos en tiempos diferentes. La voz sí sigue un ritmo más ordenado con una frase completa por cada compás…

    Lo curioso es que a pesar de todo se puede seguir casi tarareando… un gran tema sin duda.

    Un abrazo.

    01/11/2011 en 12:25

    • Buenas! Muy buen apunte. La verdad que yo creo que hay múltiples respuestas a la cuestión. Y probablemente todas ellas sean igual de validas. Que yo sepa ellos nunca han hablado del tema y lo mas probable es que no tuvieran nada concreto en la cabeza. Simplemente, como en otros muchos casos en el disco, querrían hacer las cosas diferentes o complicadas. No lo he comentado pero un detalle curioso es que todos los acordes del piano se tocan exclusivamente con las teclas negras (decía Thom Yorke que eran más interesantes…)

      Espero verte por aqui a menudo, aunque de vez en cuando te encuentres con cosas “raras”. Aunque ultimamente está el blog bastante cercano a tus gustos…

      Un abrazo

      02/11/2011 en 23:35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s